Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en EstepaPara entender el nexo de unión de la Virgen de la Asunción con nuestra localidad debemos remontarnos a la conquista de Estepa por parte de Fernando III el Santo el 15 de Agosto de 1241.

Cuenta la leyenda que había traído consigo una talla mariana, aunque la imagen que se encuentra en dicha iglesia no es la que supuestamente acompañaba al rey, ya que data del siglo XVI.

Según documentos históricos, es en 1616 cuando se da comienzo a la construcción de la ermita que será derribada 30 años más tarde por falta de donaciones de la corona, y en su lugar se construirá la que conocemos hoy en día. Se cree que en emplazamiento donde se levanta la iglesia, existía inicialmente una mezquita.

Situada entre el Palacio de los Marqueses de Cerverales (desde el que se podía acceder al templo a través de una pequeña ventana de la Capilla de la Virgen de los Dolores) y el Antiguo Hospital, esta iglesia barroca se compone de una nave con dos capillas en la izquierda, cubierta de bóveda de cañón con lunetos y dividida en cuatro tramos por arcos fajones. La nave data del 1652 y la decoración pictórica, ejemplo del horror vacui, es del siglo XVIII, de Manuel Jódar y Romero. Los motivos son marianos y pretenden ser el medio de comunicación a los fieles.

El camarín, que alberga la imagen de la Virgen de la Asunción, es de estructura hexagonal. El presbiterio se cubre con una bóveda semiesférica que recae sobre pechinas. El retablo mayor es de finales del siglo XVIII. El zócalo presenta un gran contraste cromático, pues se compone de mármoles rojos  negros. La portada es de cantería y está compuesta por dos cuerpos con carácter ascensional, llamando la atención sus pilastras dóricas estriadas. Nos encontramos con un arco parabólico en el balcón, atribuido a Andrés de Zabala, que se encontraba ejecutando la portada de la Iglesia del Carmen por esas fechas.

Ya que la decoración es el elemento más destacable de esta iglesia, queremos dedicarle algo más de atención. La cabecera ya estaba decorada cuando Manuel Jódar y Romero empezó a decorar el cuerpo de la iglesia, por ello se puede ver la diferencia entre las dos partes tanto en motivos como en estilo. Los temas principales son óleos, enmarcados por motivos geométricos, vegetales y figurativos. Los anacoretas, situados en los medios puntos de los lunetos, tienen un tratamiento de claroscuros, típico del tenebrismo.

Destacamos los ricos retablos de estilo barroco que encontramos en su interior, tanto el mayor como el de la Capilla de los Dolores y el de la Inmaculada. También podemos encontrar una representación de San Antonio de Padua del taller de Luis Salvador Carmona y un San Jerónimo, que es el patrón de la ciudad de Estepa, de finales del siglo XVI.

Dirección: Castillejos, s/n.

Descubre más Iglesias, conventos y ermitas en Estepa haciendo click aquí